Gracias

Acaba un año único en la historia de la humanidad. Iniciamos con incendios continentales, crisis políticas, agresiones raciales, indicios de una tercera guerra mundial, por mencionar algunos.

Ninguna, marcó el 2020 como la pandemia mundial causada por el SARS CoV 2. El famoso Covid ó coronavirus que alteró por completo nuestra vida. Cómo interactuamos, cómo aprendemos, cómo vivimos. Aún hoy, a la espectativa de la vacuna, debemos mantener las modificaciones y continuar en nuestra nueva normalidad.

Debemos mantener un distanciamiento social, usar constantemente tapabocas, lavar continuamente las manos. 3 nuevos mandamientos obligatorios para cuidarnos y a nuestros familiares.

Un año que además nos obligó a reinventarnos en otros sentidos. Nuestra academia, cerró por más de 9 meses.

Sin embargo debíamos continuar. Continuar enseñando. Continuar aprendiendo. Para lograrlo, optamos por la virtualidad.

Para algunos una tortura más. Para otros un escape, una salvación, una ventana a lo que alguna vez fué, nuestra normalidad. Sudar el Dobok, hacer figuras, patear, movernos, reir.

Zoom se convirtió en un aliado que le permitió a más de uno continuar, seguir un proceso. Para otros la herramienta para molestar y jugar. En esta situación, todo era válido. Todos buscabamos algo con lo cual pudieramos sentirnos mejor.

Después de meses, volvimos. Distanciados, con reserva de clases y pocas personas.

Tuvimos UNA sesión de examenes en todo el año.

Ahora nos encontramos acabando el año. Después de tanto embrollo, solo me queda decir, gracias.

Gracias a los que hicieron todo el esfuerzo por Zoom, pero se dieron cuenta que no era para ellos.

Gracias a las personas que continuaron, sin desfallecer, todos los días, clase tras clase.

Gracias a los que volvieron, después de tanto tiempo alejados.

Gracias a los que volverán, a pesar de las dificultades.

Gracias a las personas nuevas que entran a asumir un reto.

Gracias a los que buscan un cambio y confían en nosotros para lograrlo.

Gracias a los que nos recibieron cuando lo necesitabamos, nos extendieron la mano en medio del conflicto y nos dieron la oportunidad de crecer.

Gracias a los que siguen creyendo en nosotros para seguir creando herramientas para una vida mejor.

Gracias a los que nos apoyaron para mantenernos y poder tener la academia activa para poder volver a enseñar, a transmitir, a cambiar el mundo, un practicante a la vez.

Gracias a los que siguen confiando, apoyando y construyendo un mundo más pacífico.

Gracias a los verdaderos Maestros que perseveran por enseñar el arte marcial.

Gracias a todas la familias que hacen esfuerzos por sus hijos e hijas.

Gracias a todas las personas a nuestro alrededor que nos ayudan a ser mejores, nos inspiran y nos llenan de amor.

Si, la verdad muchos agradecimientos.

En este momento, de nosotros depende como vemos el mundo. Nuestro enfoque cambia todo. Nos quedamos estancados en la pandemia ó abrazamos los cambios que nos trajo.

Por supuesto es difícil, pero después de casi 5 años, puedo decir que hemos construido un lugar donde nos sentimos seguros, tranquilos. Un lugar donde a pesar de los chistes, casuales y pesados, queremos volver a compartir. Queremos estar al lado del otro. Alejados del drama, donde podemos ser nosotros mismo y hacer lo que nos gusta, practicar y enseñar Taekwon-Do.

Eso es algo que debemos agradecer, en lo cual yo prefiero enfocarme y decirles nuevamente: Gracias.

Ahora sigamos adelante, buscando un 2021 lleno de alegría y felicidad.

Disfruten su descanso, el próximo año será una nueva aventura!

Coach

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Como podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: